Conoce los 10 pasos para hacer el cambio de Cuna a cama


¿Estás pensando cambiar la cuna de tu hijo por una cama de niño grande? ¿Su cunita ya le queda chica o lo cachaste escalando a punto de escapar? Antes de hacer el cambio, te recomiendo revisar que él y tú estén listos. Cambiar de cuna a cama es un gran paso y apresurarte por la razón que sea, puede provocar malas noches, discusiones y frustraciones para todos.

Aunque no hay una edad ideal, nosotras te recomendamos hacer el cambio después de los 3 años, cuando el cerebro de tu hijo ya maduró lo suficiente para controlar ese impulso de escapar de la cama. Además, ya comprende las reglas y deja de ver como un juego el subir y bajar de la cama.

10 PASOS PARA HACER EL CAMBIO DE CUNA A CAMA

1.-DECIDIR: Si crees que ya están listos, entonces te doy los siguientes tips para que el proceso sea más divertido para todos.

2.- PREPARACIÓN: Involúcralo en el proceso de escoger cama, sábanas, cobijas y almohadas. Que sepa que puede opinar y es tomado en cuenta.

3.- LA CAMA: De preferencia elijan una cama a nivel de piso, es más segura y será menos peligros para tu hijo subir y bajar de ella.

4.- REGLAS: Tengan un tablero con reglas para la hora de dormir y pónganlo en un lugar visible para tu hijo, involúcralo en el diseño y producción para que las acepte mejor.

5.- ROL: Usando sus juguetes o muñecos, enséñale como dormir en la cama y que no debe bajarse hasta que sea hora de decir "buenos días".

6.- LUGAR: De preferencia, pon la nueva cama en el lugar en el que estaba la cuna, de esta manera el cambio será menos fuerte.

7.- MOMENTO IDEAL: Elige un momento en el que tu hijo no esté pasando por otro cambio, como entrar a la escuela, cambiar de escuela, control de esfínteres, llegada de un nuevo hermanit@, etc.

8.- RUTINA: Sigan con la rutina para ir a dormir que ya tenían, para él será más fácil seguir los pasos que ya conoce.

9.- SEGURIDAD: Verifica que su cuarto sea un lugar seguro, libre de cajoneras que pueda escalar, que no haya cuerdas o cables sueltos; coloca seguros en los cajones y puertas de closet.

10.- PACIENCIA. Es un gran cambio para tu hijo y puede tomarle varias semanas retomar el ritmo que tenía cuando dormía en su cuna. No lo presiones y no te desesperes.

Como en todos los cambios, hay un proceso de adaptación. Es muy común que las primeras 2 semanas tu hijo duerma perfecto, no haga visitas nocturnas y las noches sigan como siempre.

Después viene un periodo de regresión donde pasa todo lo contrario; lo más importante es no perder la calma ni retomar viejos hábitos que luego no podrás mantener. Hablo de dormir con el toda la noche, hacerle piojito hasta que se duerma, llevarle agua o leche cada que te llame, etc.

Si el cambio lo estás haciendo porque viene un hermanito en camino entonces organiza tus tiempos para hacerlo 2 ó 3 meses antes de que nazca. Con esto le darás tiempo para digerir un cambio a la vez y lo estresarás menos.

Recuerda que todos los niños son diferentes, sólo ustedes sabrán si tu hijo está listo para dar el paso. Se muy paciente y acompáñalo en el proceso: es el fin de una etapa. ¡Tu bebé está dejando de ser bebé para convertirse en niño!

Como consultoras de sueño infantil, podemos guiarlos en este proceso. Sabemos como manejar el cambio y te ayudamos para que sea suave para toda la familia. ¡Conoce nuestros servicios y planes personalizados!

Fuente: Emma Purdue

#cama #cuna #cambiodecunaacama #límites #reglas

100 vistas
+52 1 55 37 34 57 21 
+52 1 55 21 06 11 57
+52 1 44 61 11 80 65

© A DORMIR ANGELITO 2018

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
SÍGUENOS