Que debe incluir el ritual perfecto para dormir a tu hijo


Muchas veces hemos hablado de que la clave para que tu hij@ duerma bien es la rutina y el ritual para dormir.

Hay muchos factores clave que no pueden faltar en tu ritual y por otra parte, muchos otros que seguro debes excluir; así que, te enlistaremos cuales consideramos pueden estar en tu ritual para la hora de dormir. Adáptalos a tu rutina y haz que éste sea perfecto y efectivo.

1.- SIEMPRE A LA MISMA HORA

Observa a tu peque una semana e identifica ese momento en que lo ves cansado, (no agotado) con la mirada distante, en que baja por completo la actividad. Ese es el momento perfecto en que debe de estar acostado en su cama/cuna para cerrar los ojos y quedarse finalmente dormido.

Una vez identificado este momento, con reloj en mano, empieza su ritual de sueño 30 minutos antes. Para que pueda cenar, bañarse tranquilamente y me refiero a con calma, tranquilos y todos buena onda.

No es lo ideal que estemos estresados, correteando, regañando niños.

UNO, porque los queremos calmados y relajados para dormir, DOS, para tener un lindo cierre de día con mamá o papá, de buenas y no una mamá enojada. Que todos se vayan a dormir con un lindo sabor de boca de ese día.

2.- LÁVALE LOS DIENTES

En cuanto le salga el primer diente a tu hijo es importante cepillarlo, sobre todo si ya empezó a comer sólidos. Existen cepillos muy suaves y pastas sin flúor. Así, desde muy pequeño, empezará con un muy buen hábito y tu también tendrás tiempo de acostumbrarte e incluirlo en su rutina diaria.

Si en la rutina para dormir esta el tomar leche, es importante que se la tome, le laves los dientes y después se vaya a dormir.

Los dientes de leche sí se pueden picar, este es un proceso que toma tiempo, no quiere decir que si no lo hiciste los primeros meses ya estén picados, además, no a todos los niños les pasa. Seguro escucharás historias de tu tía Chonita que nunca se los lavó a Jr. y mira que blancos los tiene... sin embargo, sí pasa, si se pican y son dolores muy fuertes, que además les echan a perder los dientes. A los que ya les pasó, ahora llevan unas prótesis plateadas que les ayudan a sustituirlos en lo que le salen los dientes definitivos.

Esta parte sé que puede sonar más fácil de lo que parece, sobre todo si tu hij@ tiene ya la necesidad de tomar leche para quedarse dormido mientras la toma. Sin embargo, es muy importante cambiar este hábito antes de que se vuelva un problema, existen varias formas de hacerlo, unas más gentiles que otras, incluso te recomendarán que lo dejes llorar*.

*Nota: si no eres de los papás que se animan a dejar llorar a su peque, afortunadamente para eso existimos los consultores de sueño que podemos ayudarte con este tema, para hacerlo de forma gentil de acuerdo a su edad.

3.- 30 MINUTOS DE CALMA

Esto es para preparar a su cuerpo a relajarse y poderse quedar finalmente dormido. Esto quiere decir que el momento del baño, (o las actividades para dormir si es que prefieres bañarlo de día) debe ser con juegos calmados, si es posible poner música de fondo calmada o white noise, todo esto es para enseñarle al cuerpo a diferenciar entre las actividades del día y de la noche. Esta calma ayuda a la producción de melatonina que es la hormona que los ayuda a dormir y por el contrario, mucho ruido y la fuerte interacción social inhibe su producción y fomenta la producción de serotonina que es la hormona que nos incita a estar activos y despiertos.

Dentro de estos 30 minutos de calma debemos evitar el uso de iPads, celulares o televisión, ya que la luz de las pantallas, evita que entren en este periodo de calma, independientemente del contenido que estén viendo.

4.- QUE EL CUARTO ESTÉ MUY OBSCURO

Procura que el cuarto en el que duerme tu hij@, esté muy obscuro, ya que sin duda esto ayuda a que se quede dormido más fácilmente.

Muchos papás buscan que no se "mal acostumbre" a sólo dormir en la obscuridad y está bien, tienen buenos fundamentos para apoyar su punto. Sin embargo, recordemos que dormir con luz es para "expertos" así como correr un maratón, requiere práctica y entrenamiento.

El ciclo de sueño de los niños madura hasta los 6 años, por lo que antes de que se vuelvan "expertos" en dormir, es necesario que les facilitemos el proceso de aprendizaje, y dormir en un cuarto obscuro ayuda mucho a que duerman rápidamente (y se vuelva un proceso menos estresante para toda la familia).

5.- LEE UN CUENTO Y TEN UN MOMENTO ESPECIAL

La hora de dormir es un momento perfecto para tener un momento especial con tu peque y tener estos lindos recuerdos de la infancia con mamá y/o con papá.

Es pasar un momento juntos antes de dormir, en donde todos los besos y los apapachos están permitidos. Le puedes leer un cuento o dos, o incluso mejor, se lo puedes inventar y si tiene edad, ya puede participar e incluir a algún personaje divertido. Recuerda que es un cuento para dormir, procura no incluir a "esos personajes" que lo puedan poner nervioso o ansioso.

Y por último, no se te olvide decirle TODOS LOS DÍAS lo mucho que lo amas y lo especial que es para ti en tu vida.

Haz que la rutina de dormir sea un momento especial para ti también, la vida pasa muy rápido y tu "bebé" muy pronto dejará de serlo, aprovéchalo y disfruta esos momentos que ambos se quedarán para toda la vida.

Y ahora si ¡buenas noches! a apagar luz y a dormir angelito...

Si necesitas ayuda para establecer una rutina de sueño y que éste sea un proceso rápido para todos, con gusto podemos ayudarte.

#rutina #ritualparadormir #hábitosdesueñosaludables

128 vistas
+52 1 55 37 34 57 21 
+52 1 55 21 06 11 57
+52 1 44 61 11 80 65

© A DORMIR ANGELITO 2018

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
SÍGUENOS