Aprende como lidiar con los "berrinches" de tu hijo en edad preescolar


Esta semana les quiero compartir el resumen de un libro súper bueno que estoy leyendo y es como una guía rápida de trabajo. Es cortito, y fácil de leer, pero definitivamente todos aquellos que ya tienen un toddler en casa y/o su hijo está por entrar a los “terribles 2” deben leerlo.

Y es que una vez que entendamos un poco más acerca de esta etapa y de como funciona su cerebro, dejaremos de engancharnos con los “berrinches” y entenderemos que muchas veces nosotros, como adultos, tenemos el control sobre ellos y podemos ya sea evitarlos o minimizarlos.

El libro se llama “Berrinches, su manejo eficaz” de Vidal Schmill.

Les haré un breve resumen de lo que más me gusto, de lo que más llamo mi atención y que nos sirva como notas a futuro. Pero definitivamente tienen que leerlo.

Para empezar (y me gusto bastante) Vidal Schmill habla sobre los berrinches de los niños y los define como “disgusto o enfado que se manifiesta de modo claro y aparatoso” pero también hace mención de los berrinches de los adultos, que son en ese momento en que nuestro hijo/a nos sacó de quicio y nosotros nos comportamos de la misma forma pero argumentando que estamos dando una lección o marcando límites, justo cuando estamos gritando, pegando, arrastrando o rompiendo cosas…punto importante para reflexionar. Luego porque nos preguntamos porque nuestros hijos se salen de control. ¡Ups!

LOS BERRINCHES QUE SE PUEDEN EVITAR

Aquí menciona que muchas veces nosotros tenemos el control de ciertas situaciones para evitar estos episodios y sugiere que no llevemos a nuestros hijos al límite donde sea fácil perder el control, como tenerlos con hambre, saltándonos sus comidas o con sueño, develándolos y/o durmiéndolos muy tarde por cuestiones de adultos. (Recoger a una tía en el aeropuerto a las 11pm...)

También sugiere hacer las cosas con antelación. Por ejemplo, si tu hijo está feliz jugando con un “carrito” y llegas y se lo quitas porque ya se tiene que ir; en lugar de advertirle que en 5 minutos se tienen que ir y el carrito del primo se tendrá que quedar.

Como algo tan obvio y tan sencillo nos puede hacer la gran diferencia al momento de despedirnos de cualquier lugar…

Otra más que me encanto y aplica perfecto también en temas de sueño.

Pongo su frase literal :

“Los niños insisten quejumbrosamente un promedio de NUEVE VECES antes de lograr que sus padres se rindan ante sus peticiones”

Así que si ya cediste una vez para comprar el huevito kínder en la caja del súper, prepárate para negarte 10 veces y enfrentarte a un mega drama, si no te verás “obligado” a comprarlo cada vez que vayan. Y con esto darnos cuenta de como desde tan chiquitos tenemos que empezar a poner límites y de lo difícil que es si sólo tienen ¡2 ó 3 años! Pero por aquí, con estos pequeños detalles es con lo que se empieza. (Me imagino que debe ser mucho más complicado con un niño de 12 años, sobre todo si nunca se le ha dicho que no.)

Otra frase que me hizo todo el sentido y que vemos todos los días con nuestros clientes es:

“Ningún niño que logra lo que desea como dormir con sus padres cuando llora, grita o se priva, va a renunciar a algo que le funciona ¿verdad?”

Así que si quieres hacer un cambio prepárate para resistir y recuperar el control de la situación.

QUE OTRA RAZÓN PUEDE PROVOCAR LOS BERRINCHES

Aquí menciona dos tipos de crianza y de papás que hacen que su forma de vivir la vida sea más propensa a provocar berrinches. ¿Te identificas con alguna?

Los papás que viven en CAOS:

Aquellas familias que no tienen rutinas establecidas. Lo interpreto como los niños que comen y/o duermen en horarios diferentes cada día por ejemplo. (En su libro, pone una lista de recomendaciones de como mejorar esta situación si crees que estás en CAOS).

Los papás que viven en RIGIDEZ

Al contrario, las familias y los niños que tienen demasiados horarios y actividades. Clases de natación, música, danza, karate, inglés, francés y guitarra. Por lo tanto, niños que tienen que correr para comer, para jugar porque si no llegan tarde a su siguiente actividad y por lo tanto papás que están siempre con mucha prisa, correteando niños. (También tiene una lista de sugerencias para cambiar esto).

Sobre todo menciona que como papás debemos estar a cargo de la situación y de nuestras emociones, ya que los adultos somos nosotros. Si estamos en control de nuestras emociones, podremos ayudar a nuestros hijos a controlar las suyas y el cómo lo hacemos puede hacer una gran diferencia.

“Tus palabras tienen poder: CONSTRUYEN y llenan de vitalidad o ASUSTAN Y DEVASTAN”

Obviamente somos humanos y nos enojamos, así que da muy buenos tips para intentar relajarnos y sacar ese enojo no con nuestros hijos.

NO SE NEGOCIA CON TERRORISTAS

La mejor frase del libro, ¡cómo me reí! Y es que tiene toda la razón. Cuantas veces no intentamos intervenir, hablar o intentar hacer razonar a nuestro hijo cuando esta fuera de si y nunca logramos nada, más que sentirnos más frustrados y enojados y al final sin darnos cuenta estamos fomentando esta clase de futuras actitudes por nuestra reacción que también esta fuera de lugar.

En resumen de su lista de lo que SÍ debes hacer es darle su espacio y tiempo para que pueda relajarse, vivir su enojo y frustración, dejándolo que lo supere y después intentar razonar con él. Por supuesto checando que no le vaya a hacer daño a otro niño, descargando su furia contra él ni con las cosas de los demás y sobre todo hacerse daño a él mismo. Sugiere que uses tu sentido común y acudas sólo en caso de que su vida corra peligro o sea, déjalo que viva su enojo.

“Para evitar que tu hijo se sienta ansioso debes proveerlo de seguridad emocional”

Algunas de las razones que menciona por las cuales un niño se puede sentir ansioso son:

1.- Un niño nunca debe ser amenazado con el abandono o la falta amor (ej: va a venir el policía y te va a llevar).

2.- Ansiedad por culparlos excesivamente (juzgar, criticar, atacar…)

3.-Ansiedad por falta de confianza o impaciencia (así no se abrochan las agujetas…)

4.- Ansiedad por las fricciones entre sus padres (ay tu papá ya ves que siempre se le olvida que los lunes necesitas…procura no hablar mal de tu pareja con tus hijos)

5.- Ansiedad por la conciencia de la muerte

Y bueno un breve resumen, como les decía que a mi me pareció muy útil y me abrió los ojos a muchos temas importantes. No pongo más porque no se los quiero arruinar, pero definitivamente les recomiendo que lo lean. Tiene más frases que me parecieron clave.

Y bueno, como siempre he dicho, los terribles 2 son menos terribles cuando tu hijo ya duerme toda la noche de corrido, las 12 horas que necesita más un par de siestas. Los berrinches no se van, pero definitivo dormir bien y estar descansado, ayuda a todos a tener un mayor control de la situación.

¿Necesitas ayuda para que tu hijo realmente descanse y duerma las horas que necesita? Te podemos ayudar.

Resumen y frases textuales del libro "Berrinches su manejo eficaz" del Psicólogo y autor Vidal Schmill

#berrinches #límites

86 vistas
+52 55 37 34 57 21 
+52 55 21 06 11 57
+52 44 61 11 80 65
+52 33 22 34 18 57

© A DORMIR ANGELITO 2018

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
SÍGUENOS