Regresiones de sueño según su edad. De los 0 a los 18 meses


REGRESIONES DE SUEÑO

Como mamá, solo quiero lo mejor para mis bebés y esto incluye el ponerlos a dormir y por su puesto que ¡se queden dormidos!

Lo que he aprendido, es que como todo en la paternidad, el sueño es progresivo y no es lineal, esto no quiere decir que no va a dormir tu hijo hasta que tenga 6 años, pero habrá baches en el camino, mejor conocidos como “regresiones de sueño” ( el resto del tiempo puede dormir perfecto)

Puede ser que no las notes todas o puede ser que sí. Puede que las notes justo en el límite al iniciar cada etapa o quizá a la mitad. Súper normal.

REGRESIÓN DE LOS 4-6 MESES

Esta regresión puede ser la más grande, si tu bebé todavía hace siestas cortas (45 minutos) a esta edad, y todavía no aprende como conciliar el sueño sin ayuda o a calmarse por sí mismo, empezará a despertar cada 2-4 horas durante la noche.

Esto es debido a un cambio en la duración del ciclo de sueño; pasó de una duración de 4 a 6 horas, cuando era un recién nacido, a durar de 2 a 4 horas.

Además de que los bebés a esta edad empiezan a despertar por completo entre cada ciclo de sueño.

Este cambio en el ciclo de sueño donde ya despiertan por completo es un cambio permanente, es parte de su desarrollo y progreso, más que una regresión como tal, pero resulta en que duerme “peor” sobre todo si tu bebé no sabe como calmarse y volverse a dormir por si mismo, así que que se ve a corto plazo como una regresión de sueño.

La buena noticia es que esta maduración ayuda a reducir el riesgo de muerte de cuna. Tu bebé no se descompuso, está creciendo y madurando de manera correcta.

Como papá/mamá es difícil lidiar con despertares cada 2 horas, ya que nuestra deuda de sueño/cansancio se eleva a niveles que no podemos sostener y lo mismo pasa con nuestros bebés. Este efecto de “deuda de sueño” se traduce en agotamiento y lo notamos cuando nuestro bebé está gruñón y de malas, con siestas cortas que terminan en lágrimas de cansancio y de no poderse volver a dormir.

Si ya notaste que esos despertares cada 2 horas en la madrugada no les están haciendo bien a nadie en casa, entonces quizá sea momento de empezar a enseñarle a tu bebé a conciliar el sueño por si mismo y poder ligar el siguiente ciclo de sueño en la noche. Esto no significa dejarlo llorar solo a su suerte, y tampoco significa el negarle todas las tomas. Pero piénsalo, es poco probable que un bebé de 4 a 6 meses, siga necesitando tomar leche cada 2 horas como cuando era un recién nacido. Normalmente logramos quedarnos con 1-2 tomas en la madrugada para esta edad, ya sean pecho o mamila.

REGRESIÓN DE LOS 9 MESES

La regresión de los 9 meses está usualmente ligada al brote de ansiedad por separación y su nueva habilidad de gatear y rodarse.

¡Por Dios! ¡Quien se quiere dormir cuando ya puedes gatear y rodarte!

Esto puede hacer que como papás entremos en ansiedad y desesperación y empecemos en un círculo vicioso desesperado de empezar a arrullar u ofrecer leche para dormir con tal de que se duerman y dejen de gatear.

Combinado con un incremento en el consumo de sólidos y que moviste recientemente su alimentación a 3 comidas al día, acaba de dejar una siesta y un poco de ansiedad por separación, así es como tu bebé aprende la permanencia de algún objeto. Todo esto puede ser suficiente para afectar su sueño durante una semana o quizá más.

Respira profundo, recuerda que es pasajero e intenta no empezar ninguna forma o hábito nuevo para calmarlo y dormirlo, que no planees continuar con el.

Acompañarlo en el proceso puede ser una buena forma de superar juntos esta etapa y combatir la ansiedad por separación, sin tener que arrullar o dar leche para dormir.

REGRESIÓN DE LOS 12 MESES

Si pensaste que la ansiedad por separación de los 9 meses estuvo mal, a los 12 meses algunos bebés se ponen mucho peor, ya que realmente se enojan si se les deja solos aunque sea ¡por un instante!

Ya saben como llorar más fuerte y de forma más insistente lo que puede ser realmente abrumador.

Definitivamente ellos no quieren dejar de leer cuentos contigo antes de dormir, o de hacer una torre de bloques para dormir, ¡jugar es mucho más divertido! Y créeme estos pequeños seres humanos, de verdad saben lo que quieren y esto se puede volver un problema a la hora de ir a dormir.

¿Qué hacer? Pasa más tiempo en el ritual para dormir y dale tiempo a tu bebé de que se calme y se relaje para el momento de dormir. No te dejes engañar pensando en que “ya no está lo suficientemente cansado” y empieces a quitar siestas en respuesta a esta etapa. ¡Está aprendiendo a caminar y correr así que estará exhausto! Normalmente está regresión pasa aguantando sin cambiar nada en la rutina. Dale 7 días.

REGRESIÓN DE LOS 18 MESES

En esta etapa nuestros bebés se empiezan a convertir en preescolares, probablemente ya superaste la difícil transición de pasar a solo una siesta. Recuerda, si haces está transición demasiado pronto, puede resultar en que tu bebé se vuelva madrugador y se empiece a resistir a la siesta. Tu preescolar ve "su siesta" de la mañana como continuación del sueño de la noche.

Pero te podemos ayudar a recuperar este balance de nuevo. Tu pequeño de 18 meses, acaba de empezar otra “ola” de crecimiento y desarrollo, ahora un poco de ansiedad por separación y desarrollo del lenguaje, que puede afectar el sueño de la noche.

Señales de la regresión de los 18 meses:

*Empieza a despertar muchas más veces durante la noche, o por periodos más largos de despertar y estar completamente despierto a la mitad de la noche y las siestas se vuelven nuevamente siestas cortas de 45 min, o se resiste a ellas por completo.

De nuevo, recuerda, es temporal y no cambies hábitos que no quieras meter en tu ritual para dormir de aquí en adelante.

Sí necesitas ayuda para que tu hijo duerma las horas que necesita podemos ayudarte. Es real, sí pueden dormir toda la noche de corrido.

#regresióndesueño

+52 1 55 37 34 57 21 
+52 1 55 21 06 11 57
+52 1 44 61 11 80 65

© A DORMIR ANGELITO 2018

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
SÍGUENOS