¡BIENVENIDA A LA MATERNIDAD! Conoce los mejores mitos del primer año de la maternidad

Bienvenida a una nueva vida que ni imaginabas, para mi la perfecta explicación del ying yang. En lo personal nunca había estado tan feliz, ni me había sentido tan bendecida y la vez tan cansada física y anímicamente, además un poco en shock de saber que mi vida no iba a volver a hacer como antes (esto me tarde como año y medio en entenderlo y aceptarlo)





Hay muchos mitos sobre la maternidad y quiero enlistar mis favoritos, para que se rían conmigo unos 5 minutos de la vida.

EL EMBARAZO


Este es de los más conocidos, las vemos tan bellas, tan gloriosas esas hermosas pancitas al estilo hollywodense, con vestidos entallados y tacones. Ojo esto no sucede para todas. Unas nos hinchamos muchísimo,(ok ok engordé pero shhh) además los primeros meses puedes tener algo de nauseas y malestar, que no es nada grave, es sinónimo de que tu cuerpo esta haciendo su chamba, pero llega un momento en que cansa sentirse mal, y andar de achacoso, sobre todo si eres de las que anda del “tingo al tango” diría mi abuela, y ni hablar del sueño que tienes todo el día. Así que aquí inicia el nuevo mantra de tu vida “todo es temporal”


Ojo además baja tu sistema inmunológico y una pequeña gripa puede ser un super gripón loco, recuerdo que embarazada de Loretta, se perdió mi gatita Matanga… la ingrata ya no regresó y me pegó tanto que me enfermé ¡hooorrible! Era un trapo, el Gine medio me dió el avión, me reviso causal y me mando antibiótico

y acabe con un otorrino que me quería meter a urgencias del cuadro que traía, “infección de homeless” me dijo…ups, eso me pasa por andar gritándole a mi gata por los 4 vientos en pleno invierno.










EL PARTO

Este ya no nos agarra tan en curva, sabemos que no es como en las películas que pujas dos veces, estornudas y sale el bebé y tampoco el otro extremo, esos gritos interminables, la mujer empapada de sudor sufriendo … de nuevo, eso es HOLLYWOOD.

Pero afortunadamente para esto ya sabemos como prepararnos; los cursos Psicoprofilácticos son una maravilla, te ayudan a entender y conocer cual es el proceso, a conectarte nuevamente con tu parte instintiva a no tener miedo de algo natural y de que nos han hecho creer que es como una “enfermedad” cuando puede ser gentil y respetuoso. A conocer que no es normal que en nuestro país un gran porcentaje sea de cesáreas programadas, cuando esto es una cirugía abdominal mayor… cosa que no todos sabemos, y además de que sí se pueden tener cesáreas humanizadas, el chiste es saber que pedir en caso de que sea necesario aquí te lo explican. Sin duda, si lo estás pensando tienes que tomar este curso si estas a punto de tener un bebé.

LA LACTANCIA

Sin duda, sabía un poco de los mitos anteriores, pero este me cayó de sorpresa ¿pero que no te pegas al bebé y toma leche? Tan natural y sencillo como eso… ¡¡oh no!! Gran sorpresa.


La lactancia es un A R T E, se requiere la posición corrrecta, el agarre, y mucha práctica, al inicio para muchas es muy doloroso y súmale la recuperación del parto o cesárea mas las hormonas a todo lo que dan. Empiezan miedos, angustias…



“pégatelo todo el tiempo”, “hazlo con horarios” “no lo hagas con horarios” “duérmelo contigo” “no lo duermas contigo”

¡aaaaahhhhh! Que locura, y aquí es donde como mamás empezamos con crisis, y dudas y culpas sobre si lo estamos haciendo bien o no.


Infórmate, habla con una asesora de lactancia, con un Gastropediatra y tu neonatologo, conoce todos los puntos de vista, la información nos da poder. Con esto somos capaces de tomar la mejor decisión para nuestro bebé y para nosotras, porque si la lactancia es un sacrificio para mamá y lo haces en contra de lo que tu quieres, tampoco será lo ideal para tu bebé, ni para ti, la lactancia puede ser padrísima y se disfruta, ya que nos ayuda a producir oxitocina, la hormona que nos hace sentir felices.

La lactancia a libre demanda es maravillosa siempre y cuando puedas llevarla. En mi humilde opinión, como mamá, ya que no soy asesora de lactancia, es una maravilla para establecer la lactancia y en brotes de crecimiento. En mi caso personal, mis 2 hijas estaban muy bajas de peso, con la primera quería enloquecer e hice TODO lo que me dijeron; en resumen 4 años después sigue baja de peso. Con la segunda dije esto no me pasa, fui con un Gastropediatra y para mi sorpresa, me recomendó no hacer libre demanda, sino darle de comer cada 3 horas… what?? Casi me da algo…

Al final decidí hacer lo que YO consideré mejor para mi hija. No me era factible dar a libre demanda, después del mes, porque tengo otra hija grande que atender, trabajo, hago la comida, ir y recoger a mi hija de la escuela, la casa… ¿Cómo hacen eso las mamás que están a libre demanda? Nunca lo he sabido. Por otra parte, no me gustaba la idea de dejar llorar a mi hija, dejarla con hambre porque no habían pasado las 3 horas; así que decidí hacer una mezcla de la recomendación del neonatologo, y del gastropediatra y de todos los artículos de lactancia que había leído.

Con esto no quiero decir que hagan lo que yo hice. Solo que se informen, busquen diferentes puntos de vista, no hay verdades absolutas y apliquen lo que como mamás sientan es mejor. A mi esta combinación me sirvió, me dió paz y me ayudó a que un año después podemos continuar.

SUEÑO

Este por supuesto es mi favorito. En las películas, arrullan a un bebé 5 min, lo recuestan y cae rendido como angelito, la noche entera… ¡POR FAVOROOOR! Este fue el mayor engaño que yo viví, y me sentía tan frustrada… jajaja no todos los bebés son dormilones… temo decirte, tampoco se quedan en su cuna si los acuestas completamente dormidos, y la mayoría les cuesta mucho trabajo dormir.


Yo suelo ser bastante cuadrada y estructurada, así que el primer año de vida de mi hija mayor casi enloquezco, no tenía el control de nada, y no sabía que esperar.


Hoy te digo que tener una rutina cambió mi vida, me fue mucho más fácil identificar en que momento la tenía que dormir, cuanto tiempo tenía que estar despierta, las horas fáciles para que se durmiera (ventanas de sueño) como llevarla a dormir… y no con la luz prendida y el sol a todo lo que da, como decía mi mamá… esto me dió paz y seguridad para ser mejor mamá, a mi parecer, y ahora que tengo dos hijas, veo que a ellas también les da seguridad saber que es lo que viene y como será su día.

Ahora, como sleep coach, he visto el mismo efecto en familias que son “de alma libre” y que la palabra rutina los estresa… lo que pasa con estas mamás que se resisten a la rutina, es que nunca tienen tiempo para ellas, no saben a que hora se pueden bañar, o comer, o mandar un mail, o leer un libro o dormir, porque depende de como anda el bebé de humor, de sueño, de hambre…

Al momento en que se atreven a llevar una rutina, encuentran estos espacios para seguir siendo esa “alma libre” que eran, en su nueva versión y así ya saben que esperar de su día y de los momento que tienen para otras actividades. Sin duda la aman y nos han compartido que se arrepienten de no haberlo hecho antes y de que no lo dejarían por nada del mundo.

Ojo llevar una rutina es una secuencia de actividades que le dan un poco de estructura a tu día, puedes hacerlo tan estricto como tu quieras y puedes empezar desde la 3era semana de que tu bebé nació.

Sin duda la información y los puntos de vista de diferentes profesionista te ayudarán a encontrar lo mejor para tu estilo de crianza, escríbenos y con gusto te podemos compartir nuestra lista de profesionistas que pueden ayudarte en todo este proceso.

Si no sabes por donde empezar tu rutina de sueño, pregunta por nuestro cursos online y te damos el paso a paso exacto de como hacerlo.


+52 1 55 37 34 57 21 
+52 1 55 21 06 11 57
+52 1 44 61 11 80 65

© A DORMIR ANGELITO 2018

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Instagram - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle
SÍGUENOS