Tu hijo se durmió hace 1 hora, de repente, lo escuchas gritar y vas corriendo a ver qué necesita. Tiene los ojos abiertos, respiración agitada, pupilas dilatadas y aunque parece que está despierto, no es así. Es un terror nocturno.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

PESADILLAS
Si tu hijo tiene pesadillas constantemente, analiza qué las puede estar causando: algo que vio en la tele, una historia que escuchó en la escuela, imágenes o publicidad en la calle, etc. Lo más importante es hablar con tu hijo y ayudarlo a superar ese temor. Ponte en su lugar e imagina que te haría sentir mejor: abrázalo, apapáchalo, prende una luz.

TERRORES NOCTURNOS
Los terrores nocturnos son episodios muy estresantes para los papás pues no pueden hacer nada para consolar a su hijo. A veces el niño puede gritar, llorar y patalear, como si estuviera despierto. Duran de 5 a 15 minutos y suceden en las primeras horas después de haberse quedado dormido (durante el ciclo de sueño no REM). Cuando terminan, es muy probable que pueda volver a dormirse por su cuenta sin necesidad de que los papás lo consuelen. Es súper común que los niños no recuerden nada de lo ocurrido, el susto queda sólo para los papás.

No están asociados con problemas emocionales ni de personalidad, más bien, pueden estar relacionados con una reciente calentura, viajes largos, visitas en la casa o muchos cambios drásticos en el entorno del niño. Cuando son muy recurrentes, se cree horarios para dormir anormales y frecuentes pueden ser los causantes.

¿QUÉ HACER DURANTE UN EPISODIO DE TERRORES NOCTURNOS?​

  • Acompañar a tu hijo y esperar a que pase.
  • Verificar que el espacio en el que está sea seguro y no haya nada con lo que se pueda lastimar.
  • Bloquea el paso a las escaleras para evitar cualquier accidente.

¿CÓMO DISMINUIR LOS TERRORES NOCTURNOS?

  • Identifica si tu hijo pasó o está pasando por alguna de las situaciones que mencioné arriba.
  • Adelanta su hora de dormir unos minutos.
  • Se más constante con los horarios nocturnos.
  • Verifica que tu hijo esté durmiendo las horas que necesita de acuerdo a su edad.

Si todavía tienes preguntar sobre los terrores nocturnos, contáctanos y solicita una llamada diagnóstico GRATIS de 15 minutos.

Fuente: Emma Purdue

#terrornocturno #pesadilla #rem #miedo #ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Selecciona tu moneda
Ir arriba